jueves, 20 de agosto de 2009


Matemos sin más el idioma, arrodillados
verbo inútil huído
cruel absurdo mellado
y busquemos
la muda y ajena cercanía
un beso,
lo crudo
de una imposible certeza.


8 comentarios:

ybris dijo...

Quizás sea eso lo justo:
buscar lo crudo de una imposible certeza antes que la inutilidad de la palabra absurda insuficiente.

Besos.

NáN dijo...

Pienso que el tiempo previo al lenguaje era un miedo indescriptible (lo de "indescriptible" es una redundancia).

Claro que el silencio prolongado de una lucha cuerpo a cuerpo es una idea tan agradable.

Aroa dijo...

Deja al idioma un ratito de más de vida y úsalo y ven al taller, ¿no? je

Mario dijo...

Oño, Virgi, que si nos cargamos la palabras y el idioma, me jodes el negocio... Piedad para el idioma, piedad...

Virginia Barbancho dijo...

Hombre... lo de cargarse el idioma es un decir...

O desde cuando nos tomamos la poesía en serio?

Un besazo a todos! Os pienso!

Belck dijo...

Abajo la idioma, arriba el feromona!

Belck dijo...

Abajo la idioma, arriba el feromona!

Microalgo dijo...

Ya, ya lo hemos oído, Maese Belck...

(No lo tome en serio, ya sé que a veces se atasca el invento).

Un abrazote, Vi, que hace tiempo que no sé de Usted.

Palabra de verificación: taliste. Musa griega de los caprichos (te taliste co la tuya, ¿ehn?).

Besotes.