domingo, 6 de abril de 2008



Infinita lejanía la del abrazo que no aniquila al mundo.



8 comentarios:

en tierra de nadie dijo...

Qué tristeza la de los abrazos fríos, los que no abrigan, los que no crean un mundo propio, los que no transmiten intimidad. Qué lejanía infinita la de los abrazos que se dan sin sentirlos.

bss

pd.- Gracias por el recibimiento, en el taller y en todo lo demás.

.JL. en los afelios dijo...

tu anterior poema, me ha dejado deshecho, sin fuerzas...

Aunq al menos podamos arañarnos, me ha dolido.

Pero me ha encantado.

Increible, de veras.

Caperucito Lorca dijo...

A veces somos un poco ranas al abrazar, la verdad.

A mí me gustan los abrazos 'anfíbicos' en tanto que viscosos y tiernos.

Un beso sentido, mujé. Aunque a veces nos cueste sentirlo a través de la red.

Aurélia dijo...

Wouahh!! Vicki, me mataste! Esta frase es un misterio insuperable.

NáN dijo...

Cuando se está en el fondo, hasta la sonrisa más fugaz brilla mucho tiempo en los sueños del que la recibe.

(-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.
Jaime Gil e Biedma)

carmen moreno dijo...

Si sirve de algo, yo te mando un abrazo que aniquile todo lo que pille por delante del calorcito que desprende.

Últimamente me encuentro con muchas entradas que me dejan sin palabras. La tuya me ha dejado sentada y pensando.

vega dijo...

oh! aniquilar el mundo en un abrazo... qué forma tan excesivamente bella de decirlo!

besos excesivos!

Anónimo dijo...

Por favor, que al menos sean los abrazos los que no aniquilen nada. Que los abrazos sean los que tu das, los que los demás añoramos, pero que no aniquilen nada...