domingo, 30 de noviembre de 2008


Propongo que no demos ninguna foto por vencida. Hagamos lo siguiente:
elegir la música, por ejemplo,



Apagar la luz del techo, beber algo, cruzar las piernas sobre el asiento.

Hacer clic en la carpeta donde archivamos todo,

desde


hasta


Mirarlas una a una fijamente. Lo que hay dentro y lo que hubo fuera del marco. Tragar un sorbo de vino si la herida se resiente, dar paso a las lágrimas que afloren, tocarnos los labios con los dedos.

Elegir de entre todas quince o veinte.

Volver a poner la música, y con ella, dejar que desfilen. Repetir. Dejar que hablen y cambien y revivan. Sigan escuchando. No tengan miedo.

Al poco seguro que descubren su ritmo.

11 comentarios:

Lara dijo...

Ahora ponme una canción que resuma qué hubo en medio de esos dos espejos, el del agua bendita y el otro...

Virginia Barbancho dijo...

Nota: obsérvese la cara de bebé asustado a puntito de explotar en un ataque de cólera...

(Jesús!)

Imagínate lo que pudo venir luego...

Xavie dijo...

Me ha gustado mucho Vicky,
El ritmo, tú lo has dicho...

Un beso,
X.

Microalgo dijo...

Hay que tener valor para hacer eso. Yo, de momento, carezco del suficiente.

Pero un besote, de todos modos.

Virginia Barbancho dijo...

Ay Don Micro,

qué le puedo decir más que merece la pena,

y que otro besote, claro

¡y mucho ritmo pa Javi, que lo lleva dentro!!!!

Besos,

V.

ETDN dijo...

Yo apuesto por los/las valientes. Creo que es bueno mirar atrás sin ira y sin pena, quizá con unas gotitas de nostalgia pero con la frente alta, siempre. Alegrándose de haber llegado hasta aquí. Aprendiendo de los errores.
Cada uno a su ritmo, que ya tenemos edad de empezar a encontrar uno que se adecue a nuestros pasos.

Me gusta tu melodía.

Que no falte la música.

besos con ritmo

Mario dijo...

Buf, demasiadas fotos, todavía no puedo hacer algo así... Me falta la última. Sería más fácil con la música...

aroa dijo...

descubrir el ritmo de cada una
es cosa lenta

asumir qué imágenes son la que desfilan y tropiezan

ordenar siempre requiere, primero, su desorden, su derrame

y no sé si me gusta verlo todo rebosando

Virginia Barbancho dijo...

Amén ETDN, aunque para gustos, los ritmos...
o la música...

son muchas las formas de plantar cara

(y ganar)

NáN dijo...

Verte siempr es un placer. Leerte, otro.

(las heridas se curan escribiendo).

Grast dijo...

Yo creo que es un gran ejercicio... Mirar desde fuera del marco, luego desde dentro. Hacer media aritmética de uno mismo y de su historia, y luego guardarla en un sitio que sepamos olvidar bien.

¿Y el rato de risas y de québienmelopasé?